Desde Montevideo (Uruguay).

Cuando hablamos de Educación hablamos de mucho más que de enseñanza. Hablamos de construcción de Humanidad, con toda la enorme carga de esta palabra. Y quizás la mayor de las tragedias humanas es la que se vincula con la construcción de identidad –que se gesta justamente en el momento de separación del cuerpo de la propia madre, entendiendo a ella como un otro-, a partir de la diferenciación con respecto al otro.
Los imprescindibles procesos identitarios son también productores de otredades. Otredades que desde determinadas perspectivas, son a la vez depositarias de nuestras proyecciones más oscuras, identificadas con la carencia –de lo que tenemos Nosotros como signo de identidad, altamente valorado, por ejemplo-. Esas miradas sobre el Otro son proveedoras de altos niveles de conflictividad, y de muchas formas de representación –acción para evitar ser la víctima del mismo: en el caso de lo escolar, el bullying por un lado, y la adscripción a formas perversas y alienadas de identificación para no sufrirlo al menos de modo directo. El desafío “la ballena azul”, por ejemplo, es un claro caso de esto último.

Otras perspectivas antropológicas y filosóficas piensan la otredad desde las cosas que tienen en común las culturas –lo que las une- y a lo que aparece como diferente, lo colocan en el sitial de la diversidad. Al contrario de la idea de diferencia, que separa y estratifica, la de diversidad es pensada desde la posibilidad de enriquecimiento mutuo. Allí nos alineamos, con ideas de, entre otros, Levi Strauss y Emmanuel Lévinas.
Pensando en términos educativos, desde el lugar del ajedrez, diremos que el juego es una forma de estar en actividad que resulta eminentemente social, y constructora de nuevos imaginarios por definición: el juego construye realidades paralelas, en las que asumimos ser otros, dejamos de lado las jerarquías y los imaginarios de la vida “real” y en el punto de partida, nos igualamos con el otro.
Proponer estrategias lúdicas en los centros educativos tiene mucho sentido en relación al abordaje de estas problemáticas. Y algunas propuestas concretas ayudarán a instrumentarlo, sin perder de vista el resto de los objetivos de aprendizaje.
Presentaremos entonces estas ideas conceptuales junto a una experiencia desarrollada en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, en la que el ajedrez sirvió de espacio de encuentro entre la población universitaria y un centenar de personas en situación de calle que diariamente ocupaba los espacios del edificio de la facultad.

Y también ofreceremos una pluralidad de propuestas didácticas para el abordaje de estas categorías desde el propio juego. La construcción de un nosotros no excluyente, la descentración del yo, el trabajo colaborativo y cooperativo, el espejo como espacio donde reflejar-nos.…
Ver ponencia: https://bit.ly/3p8LZR4
Esteban Jaureguizar es miembro del Consejo Ejecutivo de la Federación Uruguaya de Ajedrez. Ponente de la Fundación Kaspárov para Iberoamérica (FKI). Miembro de la Comisión de Ajedrez Educativo de FIDE América. Coordinador  de Ajedrez para la convivencia. Coordinador del espacio Ajedrez Udelar, Universidad de la República. Autor del videojuego Ajedrez y Leyendas.

Visitas: 120

Respuestas a esta discusión

Una gran aportación que parte necesariamente de la teoría para afinar la práctica. Porque los recursos no son nada sin un trabajo previo de reflexión y programación. Tener claro que queremos conseguir y desde ahí buscar los recursos que nos ayuden a lograrlo. La construcción del yo, del nosotros frente al otro es un gran aporte! ¡GRACIAS ESTEBAN!

Una muy buena ponencia, con una excelente presentación y con una completísima fundamentación teórica, antropológica y filosófica que justifica los juegos y materiales que presenta en el marco práctico. Un Genially que cumple con todos los requerimientos de esta quinta edición de nuestro congreso y que, tal y como sucedió en las ediciones anteriores, priorizamos los recursos para ofrecerlos al profesorado para que los aplique directamente en sus clases. Plantea Esteban con sus aportaciones teórico-prácticas, una amplia variedad de propuestas didácticas para la construcción del nosotros, del yo, del trabajo colaborativo... Muchas gracias Esteban por tu primera participación en nuestro congreso y por tu interesantísima ponencia. Esperando que repitas en futuras ediciones.

Interesantísima ponencia, como acostumbra el brillante y reflexivo Jaureguízar. Diversas y divertidas dinámicas de juego para promover la interacción y las relaciones, pero al mismo tiempo otras para deconstruirlas y reflexionar sobre la propia identidad. Todo ello bajo el amparo de la fundamentación teórica.

RSS

Próximos ENCUENTROS DE CENTROS INNOVADORES Para enviar un evento a esta AGENDA rellenar este formulario.

ENLACES RECOMENDADOS

   

© 2021   Creado por Pere Marquès.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio