DIM-EDU

Colegio Bilingüe La Devesa: aplicación del curriculum bimodal y mejoras obtenidas

El Currículum Bimodal en el Colegio Bilingüe La Devesa
José Luis Terol, coordinador local de la investigación en el Colegio Bilingüe La Devesa.

Antecedentes

Antes de empezar a hablar sobre el Currículum Bimodal me gustaría comentar de dónde viene nuestra relación con el GRUPO DiM, ésta empezó con el estudio Aulatice, que buscaba encontrar las mejores prácticas para un escenario 1x1 (un ordenador – un alumno) en un aula dotada también con Pizarra Digital. El proyecto duró dos años y la experiencia fue muy enriquecedora y provechosa, además de darnos la oportunidad de trabajar con José Antonio Blesa, quien fue el coordinador de nuestro proyecto.

y llegó el Currículum Bimodal

Si soy honesto, después de nuestra experiencia queríamos seguir trabajando con el GRUPO DiM, por todo lo que nos había aportado y todo lo que nos podría aportar, así que cuando se inició el estudio del currículum bimodal no dudamos en participar en la investigación.

Nuestro centro siempre se ha caracterizado por apostar por la innovación, utilizamos la metodología MORE y el proyecto del currículum bimodal tenía muchas partes comunes a ésta, pero además está centrado en el desarrollo de las competencias y en el uso de la memoria ampliada que es Internet, por tanto, integra el uso de las nuevas tecnologías del mismo modo que lo hacemos en el mundo laboral o en nuestro día a día.

5 profesores y éxito

Durante el primer estudio de dos años, participamos 5 profesores y los resultados fueron realmente positivos, mentiría si dijera que todos los alumnos subieron su nivel, la metodología funciona, pero se nota más en la franja del “3 al 7” numéricamente hablando, y sobre todo con el alumnado que se esfuerza pero le cuesta llegar al aprobado. Los “objetores” siguen siendo “objetores”, pero aun así, hay algunos que se pueden recuperar.

Por otra parte, como docentes, muchas veces nos perdemos en el fragor del día a día, nos ceñimos a la programación y descuidamos algunas cosas que solíamos hacer, nos daban buen resultado pero que en algunos momentos dejamos de hacerlo. La metodología del currículum bimodal nos ayudó a refrescar muchas de estas cosas, además de añadir otras que siendo evidentes nos preguntábamos por qué no las hacíamos.

Como profesores pilotos, contábamos nuestra experiencia a nuestros compañeros, explicábamos como lo llevábamos a la práctica y los resultados que obteníamos. En este punto tengo que admitir que no hay nada como haber presenciado una ponencia de Pere, ya que lo explica a la perfección y esto nos ayuda muchísimo a la hora de transmitirlo a nuestros compañeros de claustro.

El hecho de compartir nuestra experiencia hizo que muchos de nuestros compañeros empezasen a preguntar y a informarse más sobre la metodología, y poco a poco ir implantándola en sus clases, especialmente aquellas partes en las que el resultado positivo era evidente, y también teniendo en cuenta que mediante el uso de ésta desarrollábamos y evaluábamos las competencias.

Además, en reuniones con padres, jornadas del centro y nuestra revista, transmitimos la información de la metodología a nuestros responsables familiares, siendo su respuesta favorable a la metodología, ya que los resultados y el cómo llegar a ellos les convencía.

Proyecto de centro

El siguiente paso, y bastante lógico, era la implantación de la metodología en todo el centro. El primer año se ha incluido a toda la etapa de primaria, primero de ESO y las asignaturas de tecnología e informática de ESO y Bachillerato. Para el siguiente curso se completará con la implantación en toda la secundaria.

Adquiriendo competencias

Aplicar un cambio metodológico implica un cambio en el modo de trabajar, perseguimos desarrollar las competencias, y para ello tendremos que enfocar tanto las actividades como el modo de impartir el contenido a esta finalidad. El profesorado selecciona el contenido memorístico para cada asignatura, es decir, aquel que el profesor considera necesario que lo aprenda.

Para la realización de apuntes propios, el cuaderno del alumno, estos aprenden primero subrayando y luego realizando mapas conceptuales con la supervisión del profesorado. En este punto la compresión lectora adquiere una gran importancia ya que no se trata únicamente de memorizar, sino de entender, y este punto es crítico para que luego el alumnado pueda trabajar con el contenido “no memorístico”, es decir, aquel al que puede acceder por medio de libros o Internet. Hay que tener en cuenta que empiezan desde primero de primaria y aquí la labor del subrayado y el asesoramiento del profesor son esenciales.

Otro punto de gran importancia es el razonamiento crítico, ya que gracias a la base del contenido memorístico u obligatorio, el alumnado debe de ser capaz de utilizar la información para conseguir un fin, como pueda ser la realización de un problema o desarrollar una explicación.

Cito a un alumno que me dijo: “Profe, es que nos obligas a pensar”. Y escuchar estas palabras fue reconfortante y el mejor feedback de que la metodología funciona y cala en los alumnos.

Por último comentar que el trabajo cooperativo junto con la metodología MORE constituyen una herramienta excelente para que el alumnado elabore sus apuntes y contraste las opiniones de sus compañeros.

Inteligencia emocional

A finales de la experiencia piloto, introdujimos dentro del currículum bimodal la acción tutorial intentando destacar y reconocer las virtudes de nuestro alumnado, priorizando en el tiempo a aquellos con más dificultades, esta es una de las partes más difíciles de gestionar, pero cuando el fruto es “reconvertir” a un objetor, es la parte más agradecida. Como docentes tenemos que gestionar muchas emociones, y cuando transmitimos a un alumno que es importante y que tenemos en cuenta su estado anímico, al final, siempre acaban agradeciéndolo y se refleja en su actitud y rendimiento.

Conclusiones: Carrera de fondo

Como centro estamos muy contentos con la metodología, está presente en todas nuestras aulas y tenemos a nuestras familias informadas. Además, nos ha permitido desarrollar un documento en el que describimos las competencias que queremos que tenga nuestro alumnado, crear un itinerario de adquisición de las mismas y tener rúbricas para poder evaluarlas y que el alumnado se pueda autoevaluar, teniendo en cuenta el modelo de la Unesco de las 21st Century Skills.

Somos conscientes de que la implantación de una nueva metodología requiere tiempo y que siempre se puede mejorar, la experiencia es un grado y se adquiere con lo práctica, de lo que estamos seguros es que si ahora los resultados están siendo buenos, el próximo curso seguro que son mejores.

"Sólo puede enseñar quien puede aprender"

                        Enrique Pichon-Riviére

 

Visitas: 568

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de DIM-EDU para añadir comentarios!

Participar en DIM-EDU

Coordina: Pere Marquès

CURRICULUM BIMODAL

guía saber +
+ éxito educativo

VER NUEVO PARADIGMNA EDUCATIVO

COLABORAMOS CON

PATROCINADORES DIM


© 2018   Creado por Pere Marquès.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio